Mostrando entradas con la etiqueta Ildefonso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ildefonso. Mostrar todas las entradas

20/6/09

La Mano de Fátima de Ildefonso Falcones

S-XVI. Hernando, un joven morisco atrapado entre dos culturas irreconciliables, sobrevivirá a la guerra, a la opresión cristiana y a una apasionada historia de amor en el marco de la majestuosa ciudad de Córdoba. 1568. En el agreste paisaje de las Alpujarras granadinas, los moriscos sobreviven gracias a su duro esfuerzo a pesar de los continuos obstáculos que les imponen los cristianos viejos. Obligados a venerar unos símbolos religiosos en los que no creen, su descontento crece hasta estallar en una revuelta cruel y sanguinaria. Entre los sublevados se halla Hernando, un joven de catorce años que ha sufrido el rechazo de su gente debido a su origen: su madre, Aisha, fue violada por un sacerdote y él, apodado el nazareno, es el fruto de dicho ultraje. Forzado por su padrastro, Brahim, a trabajar como arriero desde muy niño, la guerra se convierte para Hernando en la oportunidad de demostrar su valía ante un pueblo que le desprecia. Su valor y su habilidad con los animales le hacen ganarse la confianza de Ibn Umeyya, el rey de al-Andalus, y la gratitud de Fátima, la joven madre de un pequeño a la que salva de una muerte cierta. No será la única a quien salvará en esta contienda. Debatiéndose entre la fe que le inculcó Hamid el viejo alfaquí que se convirtió en el padre que nunca había tenido , y los desmanes que contempla cometidos en nombre de Alá, su buen corazón le impele a ayudar a Isabel, una niña cristiana cautiva, y a un noble castellano, don Alfonso, que le jura su eterno agradecimiento. Pero su honestidad le granjea también envidias y enemigos: sobre todo Ubécar, el arriero ladrón, y Brahim, su cruel padrastro, que no soporta los favores que el rey, y sobre todo la bella Fátima, prodigan a su hijo bastardo, del cual se venga maltratando impunemente a Aisha, su madre. Aprovechando la muerte del rey a manos de sus propios hombres, Brahim consigue condenar a Hernando a la esclavitud y contraer matrimonio con Fátimala muchacha. Su puesto como lugarteniente del nuevo monarca parece hacerle invulnerable… El autor de La catedral del mar nos ofrece ahora el trepidante relato de un joven valiente y honesto, con el corazón dividido, que busca su libertad y la de su pueblo en la imponente Córdoba del S-XVI, enfrentándose a la intolerancia y a la opresión con ayuda de su ingenio y una fe inquebrantable.

Guerra, amor, éxodo, picaresca y traición se mezclan en esta apasionante historia poblada por corsarios y reyes, inquisidores y herejes, personajes de baja ralea y damas de alta cuna. A través de sus protagonistas, La mano de Fátima nos ofrece el vibrante retrato de una ciudad de calles intrincadas donde todavía resuenan los ecos de un culto milenario y prohibido, y de una época de la historia de España marcada por la expulsión de un pueblo que nunca ha perdido la esperanza de orar en paz.