Mostrando entradas con la etiqueta Amelia Noguera. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Amelia Noguera. Mostrar todas las entradas

23/12/14

La Pintora de Estrellas

*Amelia Noguera*Violeta, incapaz de impedir que Álvaro la maltrate, descubre que está embarazada y le deja una temporada para intentar decidir si pone fin a su relación y tiene a su hijo. Mientras tanto, vuelve con su abuelo Diego, con quien vivía desde niña, y juntos regresan al viejo palacete de la familia en Asturias, desde donde ambos emprenderán un viaje hacia lo más hondo de su ser, de sus luces y de sus sombras. En ese camino, Violeta intentará averiguar cómo ha llegado a renunciar a si misma y Diego se reencontrará con su amor, Elisa, la pintora de sus sueños, la única mujer a la que amó. Violeta buscará en su abuelo el apoyo para recuperar su vida y Diego intentará encontrar en su nieta la fuerza que necesita para desvelarle un secreto que lleva asfixiándole desde que, muchos años atrás cuando su amada Elisa y él abandonaron España en los estertores de la República y se instalaron en París, ella se vio inmersa en una trepidante conspiración que pretendía impedir que los nazis expoliaran el arte de los museos parisinos y él tuvo que tomar una decisión que le cautivó y le atormentó el resto de su vida. Dos historias de amor en dos mundos y dos épocas, dos pasiones dañinas, dos búsquedas de la verdad que convergen en un cuadro que, tal vez, hablará.



23/8/14

La marca de la luna

Amelia Noguera.-.- En una aldea de Jaipur (India) nace Lila, y su madre, que era bruja, muere en el parto. La tradición dicta que las madres deben matar a sus niñas recién nacidas, si no han parido antes un varón, pero la situación de Lila es diferente y serán las dos abuelas quienes se disputen el destino del bebé. La paterna la quiere matar pero la materna sospecha que Lila ha heredado los poderes de su propia hija y se ofrece a criarla. Su consuegra, cegada por la ira, le echa una maldición: en cuanto ame a un hombre, este morirá. Una maldición que su abuela materna compensa: podrá encontrarlo en el extranjero. Así empieza la historia de la Bruja de la Luna Plateada. Lila, huyendo de la maldición que marca su nacimiento, emprenderá un periplo que acaba en España en el primer tercio del siglo XX. Siempre buscando el amor, empleará sus poderes mágicos para el bien y todo aquel que se cruce en su camino quedará tocado para siempre.